Actualmente hay 52 niñas acogidas en el Centro St. Patrick’s, donde aún no podemos dar clase oficial y han de acudir a los colegios circundantes o de otras poblaciones. Se hace perentorio el obtener financiación para los estudios, ya que los costes en secundaria se elevan con gastos de matriculación, más otros gastos obligatorios exigidos por los colegios que exigen un mínimo de equipamiento: ropa, colchón, maleta, menaje, lencería; más todo el material escolar y exámenes. No hay que olvidar que las familias de las niñas no tienen recursos, ellas vienen directamente de sus poblados nómadas sin ropa o pertenencias y normalmente muy desnutridas. Todos los gastos básicos: vestimenta, comida, transporte, cuidados médicos, etc… provienen del programa. Ya se han independizado 6 niñas certificadas en Primaria y otras 5 niñas están estudiando en sus poblaciones, y sus familias se están haciendo cargo de los estudios.

Nuestras niñas acogidas, provienen de tribus nómadas; con anterioridad vivían con la familia en sus cabañas o mañatas y a los 12-13 años eran casadas forzosamente mediante acuerdo entre familias, siendo elemento de trueque a cambio de cabezas de ganado. Sus labores, tanto en la vivienda familiar de origen, como en la nueva eran: recoger y partir leña; recoger agua en grandes bidones, teniendo que recorrer grandes distancias hasta puntos donde hay pozos, posteriormente la acarrean en sus cabezas (son bidones de 20 litros); cocinar; cuidar de la prole propia y de la de otras mujeres, puesto que existe la poligamia, así como de sus maridos; cuidar de los animales, en definitiva, realizan todos los trabajos para el cuidado y supervivencia de la familia, algunos de gran dureza. Ése era su papel, por lo que la escolarización era inviable. Su situación era de abandono y de extrema necesidad.

Las Hermanas Misioneras crearon en 2004 este centro de acogida para posibilitar la mejora de calidad de vida y la escolarización de niñas turkanas, la Fundación San Patricio decidió ser el soporte financiero, entre otras cosas, para garantizar la educación de las niñas. En principio en Primaria, ya que todas eran pequeñas, pero con el paso del tiempo, seguimos apoyando y financiando los estudios de Secundaria de las más mayores y haremos todos los esfuerzos posibles para que las niñas puedan acceder a estudios profesionales o incluso a la universidad.

El régimen escolar por ley es de internado en los colegios, pero somos sus tutores legales, y el centro St. Patrick’s ya es su casa. En los períodos vacacionales las niñas viven en el centro, excepto unos poco días en diciembre en los que, si la situación familiar lo permite, las niñas van a sus poblados a visitar a sus parientes. Ellas tienen mucha conciencia de pertenencia y están orgullosas de pertenecer al proyecto educativo. La Fundación sigue financiando sus estudios y sus cuidados.

¿Cómo acceden las niñas al programa? Las Hermanas Misioneras, en sus viajes mensuales de reparto de alimentos en escuelitas y visitas a los ancianos, detectan dónde hay una necesidad urgente de acogida, por orfandad, falta de recursos, maltrato u otros motivos. Llegan a un acuerdo con el responsable familiar al que, además y cuando es posible, las Hermanas solicitan alguna pequeña contribución en especie (leña, carbón) como pago del mantenimiento de la niña. No es tanto la pretensión de obtener el pago de acogimiento y escolarización, sino el poner en valor la educación de las niñas y, por ende, el valor de la mujer en la sociedad.

Gastos totales anuales por alumna

Las siguientes cifras atienden a la totalidad de los gastos* de las alumnas, tanto de manutención, como de matriculación, materiales, equipamiento, etc… La media es de 689,60 € por niña, pero hay diferencias según vayan a uno u otro centro; sean de primaria o secundaria, ya que en la primaria no se paga matrícula, pero sí exámenes, libros y material escolar extra (cuadernos, diccionarios, etc…).

Los gastos generales por niña se reparten de la siguiente manera:

SECUNDARIA: 823 € x 25 = 20.575 €
PRIMARIA: 534 € X 26 = 13.884 €

Estudios de Pamela Akiru (preuniversitarios): 1.400 €

TOTAL: 35.859 €

Desglose Secundaria

Desglose Primaria

Listado de niñas »



PLAN DE TUTORÍAS

Este tipo de colaboración se realiza mediante aportaciones económicas que van a una bolsa común.

Las aportaciones comienzan en el momento en que se efectúa el primer ingreso y la cantidad aportada se ingresa en la cuenta de las Hermanas Misioneras, junto con otras donaciones recibidas, mediante la transferencia habitual que realiza la Fundación San Patricio al centro St. Patrick, en julio del año en curso.

Las aportaciones pueden realizarse en un pago único o en ingresos periódicos. La cantidad mínima anual se establece en 120 euros (10 euros mensuales). Los pagos se renuevan anualmente de manera automática, salvo comunicación expresa en contrario.

Cada tutor en el momento de la aportación, recibe el dossier de una niña del centro St. Patrick, con detalles de su biografía, fecha de acogimiento, fotografías y situación actual. Las niñas se asignan al azar comenzando con los cursos superiores, salvo interés específico del tutor hacia alguna niña en especial.

Los informes se actualizan en marzo del siguiente año al del comienzo de la tutoría, momento en que se puede dar cuenta del curso escolar pasado. Después de las campañas de verano los tutores recibirán fotografías de las niñas tuteladas o en el momento en que se produjera cualquier novedad, si la hubiere.

Para ser tutor de una de las niñas, ha de cumplimentar la ficha del siguiente enlace y enviarla a cmoreno@colegiosanpatricio.es, con anterioridad a la realización de cualquier ingreso.